Vidalín presentó proyecto de ley preocupado por cajeros automáticos dentro o cerca de Casinos

vidalin castaindebat

El presente proyecto de ley tiene su origen en la preocupación que generan las estadísticas acerca del aumento de la problemática que encierra la ludopatía en nuestro país.

“Las salas de juego y actividades lúdicas, son capaces de llevar a quienes participan en ellas a desarrollar una serie de acciones que luego culminan en conductas adictivas con múltiples manifestaciones que conllevan hasta la ruina y siendo perjudicial en su salud física y psíquica, su vida social y su patrimonio. La ludopatía es una enfermedad donde la persona “es empujada por un abrumador e incontrolable impulso de jugar”. El impulso persiste y progresa en intensidad y urgencia, consumiendo cada vez más tiempo, energía y recursos emocionales, materiales y económicos de los que dispone el adicto. Finalmente, invade, socava ya menudo destruye todo lo que es significativo en la vida de la persona. Entre las primeras obligaciones que tiene el Estado es la de proteger la salud integral de sus habitantes, y se debe considerar el juego compulsivo como un problema de salud pública. Los cajeros automáticos y/o las máquinas expendedoras de dinero dentro de los establecimientos de juego se convierten en una fuente de estímulo para los usuarios, promoviendo conductas compulsivas. La posibilidad de contar con un cajero a pocos metros de distancia de donde se realizan las apuestas, obteniendo un acceso directo y rápido a dinero en efectivo, contribuye a disparar el deseo – patológico o no – de continuar apostando incluso cuando se le ha acabado el dinero.

Con la intención de frenar estos aspectos contraproducentes del juego, existen legislaciones en América y Europa donde se ha prohibido la instalación o el funcionamiento de cajeros automáticos dentro de los Casinos o en áreas cercanas a los mismos. Existen legislaciones nacionales o federales en algunos países americanos donde no solo está prohibida la instalación y funcionamiento de cajeros automáticos en radios de 100, 200 e incluso de 500 metros sino que está vedada la habilitación de casas de cambio de dinero, entidades financieras, joyerías y relojerías en las cercanías del Casino. La razón se agrava cuando existen entidades bancarias que ponen a disposición de sus clientes el acceso inmediato, a través de los cajeros automáticos a realizar adelanto de sus haberes, préstamos o utilización de giros en descubierto de cantidades significativas de dinero. En concreto, el apostador no solamente podría disponer de lo que tiene, sino que además podría disponer de lo que no tiene y endeudarse para continuar jugando. Si a ello le agregamos la “bancarización” del pago de los salarios a los empleados públicos y privados, es lógico pensar que será muy común que muchas de las personas que asisten a estos lugares de esparcimiento cuenten con una tarjeta magnética para acceder – cajero electrónico mediante – a su sueldo para poder gastarlo en apuestas. Ello conlleva un riesgo para el equilibrio de la economía personal o familiar, el cual se torna cierto, concreto y manifiesto si el apostador sufre de ludopatía.

En consecuencia, el vertiginoso crecimiento de la industria de los juegos de azar y los variados aspectos que la conforman y determinan, exigen continuamente estudiar, revisar y actualizar la legislación vigente en nuestro país. Este proyecto de ley busca bregar por el “derecho de salud” y proteger a aquellas personas que sufren de ludopatía o pueden sufrirla. Si garantizamos las instancias necesarias para disminuir la frecuencia con que determinadas personas juegan, sin dudas alcanzarán efectos y resultados favorables. Debemos reflexionar expresando que: “Aunque un medio no provoque la adicción, puede favorecerla” dijo Vidalín en su exposición de motivos.

PROYECTO DE LEY
Prohibición de instalación, habilitación y funcionamiento de cajeros automáticos en Casinos y Salas de Juego y extendido a un radio de 200 metros.

Artículo 1°.- Prohíbese en los establecimientos e inmuebles en los que funcionen salas de juego y casinos, la instalación, habilitación y funcionamiento de cajeros automáticos bancarios y/o máquinas expendedoras de dinero y/o espacios de actividades relacionadas con préstamos pignoraticios de dinero contra entrega de documentos, cheques o empeño de bienes.
Artículo 2°.- La prohibición establecida en el artículo 1° de esta Ley, se extiende hasta un radio de doscientos (200) metros del emplazamiento de estos establecimientos o locales.
Artículo 3°.- El Poder Ejecutivo dispondrá las medidas pertinentes a los efectos del cumplimiento de la norma.

Montevideo, 9 de marzo de 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: