Vidalín habló sobre los 100 años de la Escuela de Aviación Militar

aviones-aniversario“Queremos exponer en esta Cámara que el venidero 17 de marzo se conmemora los 100 años de lo que consistió en la lectura de la Orden General No. 1155 del Estado Mayor del Ejército, emanada del Ministerio de Guerra y Marina, donde se dio por inaugurada la Escuela de Aviación Militar, en un potrero de la Estancia Santo Domingo, hoy Campo Militar No.1 del Ejército, cercano a Los Cerrillos, Departamento de Canelones. Con la modestia que la ha caracterizado pero con la misma autoridad expuesta en sus alas, nació la Escuela de Aviación Militar, comenzando de esta manera las actividades aeronáuticas en el país, en ese primer aeródromo que existió en el Uruguay.
Hace un siglo atrás, un puñado de diez intrépidos jóvenes oficiales del Ejército, se dieron cita en la aludida estancia, convocados por la referida Orden General, como alumnos de la Escuela de Aviación Militar, con el fin de aprender a volar; dando inicio el instructor Monsieur Paillette en aquél 17 de marzo, a la adaptación y el adiestramiento de sus discípulos y estos, a la gran aventura que significaba enrolarse entre los primeros hombres que aceptaron en Uruguay.

El gran desafío de querer ser aviadores, en aquellos lejanos años del nacimiento de la “locomoción aérea” (como se le decía), en un enorme y primitivo aparato biplano tipo Farman, de madera, tela y alambres, más parecido a una gran cometa, que a la idea que hoy tenemos de un avión, impulsado por un trepidante y caprichoso motor rotativo de 50 caballos de fuerza.

Era la aventura misma, rodeada por ese halo místico de la aviación naciente, que quién sabe adónde los transportaba cada vez que les tocaba subir en aquel desmesurado pájaro, sin siquiera un modesto parabrisas. El Uruguay ha tenido prohombres de la aviación y permítanme nombrar a dos de ellos, el Cap. Boiso Lanza, primer Director de la Escuela Militar de Aviación, y primer mártir de la Aviación Militar, y el Gral. Aviador y Aeronauta Cesáreo L. Berisso.

A ellos lo encontramos en cada página importante de la rica historia de la aviación uruguaya fundando, creando, organizando y comandando toda entidad que precedió a la Fuerza Aérea. Formaron parte de aquel período de la aviación que buscaba nuevas rutas: más lejos, más alto y a mayor velocidad, ciclo al que nuestro país a pesar de su dimensión no estuvo ajeno, merced a los hombres de dicha Escuela, institución predecesora de la Aeronáutica Militar, que fue fundada el 31 de diciembre de 1935, de la cual surgimos el 4 de diciembre de 1953 como Fuerza Aérea.

El rasgo que exhibe la institución desde su época heroica y que mantiene orgullosamente hasta hoy en día, con las modificaciones de la organización y los nuevos equipamientos, se acompasan a una preparación acorde de las tripulaciones aéreas y terrestres que podemos calificar de excelentes.

Lo demuestran fehacientemente cuando se tienen que cumplir misiones dentro del continente, antárticas o transatlánticas, con aviones o helicópteros, como ha ocurrido y ocurre en muchas oportunidades. Culminamos diciendo, que en nuestro Durazno contamos con la Brigada Aérea Nº 2 Tte. Mario W. Parallada, con escuadrones de caza, vuelo avanzado y de ataque, que son orgullo de su profesionalidad y escuela de los pilotos nacionales. Durazno, se identifica con sus vuelos y comparte la alegría del primer Centenario de la Fuerza Aérea Uruguaya”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: