Carta de Carmelo Vidalín ante la muerte del artista Carlos Páez Vilaró

vilaro-vidalin“En este amanecer, cuando el alba tibiamente comienza a emerger en el lomo de “La Ballena”, allá por Portezuelo, se apaga silenciosamente una vida de sueños, leyenda y de arte comulgando con la naturaleza.

Carlos Páez Vilaró fue un hombre que permanentemente estaba haciendo, imaginando y creando. Fue un artista de talla universal. Un uruguayo reconocido mundialmente y donde su figura despertaba admiración.

Páez Vilaró fue un ser humano de una generosidad enorme. Nuestro Durazno supo recibir innumerables muestras de su afecto y de su generosidad.

Ante circunstancias dolorosas el Artista dio prioridad al Padre. Cuando la tragedia de los Andes lo golpea, sale a recorrer buena parte de Chile en procura de su hijo Carlitos, sin medir consecuencias ni costos. El reencuentro y el abrazo sellado entre ambos fue el sentimiento filial de todos los uruguayos.

Carlos Páez Vilaró desarrolló una comunión con su arte, habiendo sido considerado un artista de gran apertura mental y de un sentido estético extraordinario que plasma en sus diferentes obras.

Mientras los tambores se silencian tras el paso de las “Llamadas”, su vida lentamente se fue apagando, y su espíritu escapa recorriendo las comparsas donde Páez Vilaró mantenía un compromiso con la raza negra de este país”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s